Las aventuras gráficas replantearon el mundo de los videojuegos permitiendo que el jugador pudiera interactuar con la trama y que sus decisiones afectarán el desarrollo del juego. De esta manera, comenzó a plantearse una experiencia inmersiva, en donde los usuarios se vuelven una parte fundamental…